Nuestros Valores

Respeto al ser humano: Conocemos el valor propio y honramos el de los demás, pues es la verdadera manera de ganar respeto. Reconocemos los derechos de las personas y de la sociedad.

No discriminación: Promovemos y practicamos el trato igual a todas las personas, sin considerar inferior a una persona o comunidad por su origen, creencia religiosa y opinión política, sexo, clase social o enfermedad, sea varón o mujer.

Comprensión Mutua: Entendemos y conocemos la diversidad de actitudes, costumbres, culturas y conductas de las personas, derivadas de las situaciones que están viviendo, lo que nos permite contribuir a la satisfacción de sus necesidades.

Cooperación: Realizamos y sumamos esfuerzos conjuntos para el beneficio de todos, aportando ideas, experiencias, trabajo, recursos, motivación y otros elementos para propiciar el beneficio mutuo y el desarrollo comunitario.

Tolerancia: Respetamos las ideas y el derecho de las personas de tener sus propias creencias.

Excelencia: Buscamos y nos esforzamos en el trabajo cotidiano por alcanzar los más altos niveles de desempeño personal y organizacional. Nuestro reto es lograr mediante la creatividad y la innovación continua, la optimización de nuestros recursos y niveles más altos de eficiencia, eficacia y un aprendizaje progresivo.

Solidaridad: Nos sentimos parte del conjunto de actores de diverso tipo y orientación, que aportan de distinto modo a los fines y objetivos de la descentralización del país, y actuar consecuentemente con ellos.

Trabajo en Equipo: Contribuimos permanentemente al esfuerzo conjunto de los recursos humanos que coadyuve efectivamente al logro de los objetivos institucionales.

Concertación: Desarrollamos la capacidad institucional de consensuar las políticas, planes y programas del proceso de descentralización con todos los actores involucrados.